Proyecto benéfico para construir un futuro

Cuando viajé a isla Mfangano, situada en la parte oriental del lago Victoria, mi objetivo era descubrir una realidad diferente y conocerme un poco más a mí mismo.

La idea inicial era, por tanto, vivir una experiencia sin cámaras, sin filtros y sin K’s. Fue una tarde de lluvia la que lo cambió todo: descubrí que en esta mágica isla de Kenia cocinan al aire libre, por lo que cuando llueve, los niños se van a dormir sin cenar.

Fue entonces cuando fui consciente de que mi papel de influencer era mucho más que tomar selfies y promocionar marcas: podía sacar provecho de mi situación para influenciar de forma verdadera e inspirar a mis seguidores a cambiar las cosas.

Me di cuenta de que la fórmula perfecta para lograr los 15.000 euros necesarios para construir una cocina y comedor a cubierto en la que la lluvia dejara de ser una excusa para que los niños se fueran a dormir sin haber cenado era apoyarme en mis seguidores.

El último día abandoné Kenia con mal sabor de boca. Los niños me volvieron a dar una lección al decirme que les había dado todo durante mi estancia, pero que al regresar a España los estaba abandonando. No voy a abandonarles: voy a regresar y voy a construir la cocina que necesitan para no que no vuelvan a acostarse jamás sin haber cenado un plato caliente.

De este deseo nace el proyecto ‘Be part of it’. El 100% de las ventas de las camisetas que forman parte de esta campaña se utilizarán para construir un comedor con cocina y almacenamiento de alimentos.

Mostrando el único resultado